ÍndiceAyudaBuscarEntrarRegistrarse  
 
Páginas: 1
Enviar Imprimir
VIAJES CASI EXTRAORDINARIOS (Leído 5960 veces)
pachacutec
YaBB Newbies
*
Desconectado



Mensajes: 15

VIAJES CASI EXTRAORDINARIOS
04.12.10 a las 18:37:36
 
CheesyAmaneció nublado en Puerto Madryn esa mañana de noviembre. Algunas gotas cayeron mientras iba hasta la agencia de buceo. Quien me atendió me dijo que hoy no salían porque hasta ahora no había nadie mas que yo, si quería podía esperar un rato, pero como venía la mañana era muy difícil salir. Después de unos minutos y tras colgar el teléfono me dijo que vaya unas cuadras mas allá, que allí posiblemente salía una lancha. Mi entusiasmo seguía intacto a pesar de los no muy alentadores acontecimientos. Debía ser hoy si o si, ya que quien sabe cuando volvería a tener esta oportunidad.


Mi amiga Gabi me había entusiasmado para animarme a bucear. Ella vivió unos años en Madryn y una de sus mejores experiencias en la ciudad fue el contacto con el fondo del mar. Estaba alojado en Trelew y el paquete turístico ofrecía avistaje de ballenas en la península, la visita a la pingüinera, un paseo por Rawson, Playa Unión, Puerto Madryn y Gaiman y el día de hoy todo el grupo partió hacia el dique Ameghino. Deserté de ese destino y muy temprano en la mañana tomamos un ómnibus con Osvaldo hacia Madryn. Había hecho unos contactos telefónicos previos y sobre la avenida que da a la costanera ingrese a la agencia.



Cuanta expectativa. Cuanto trámite previo. Luego de que la lancha se puso en marcha, ya vestidos con los atuendos correspondientes estuvimos parados en un sector esperando el asenso  de unas de las buceadores con experiencia que bajó hasta un barco hundido. Luego nos llevaron a otro sector no muy lejano a la costa y bamboleándonos por un viento bastante fuerte, los dos buzos a bautizar fuimos debidamente asesorados con las técnicas elementales.
Fue realmente incómodo estar uniformado de buzo dentro de la lancha. Por suerte fueron unos pocos minutos donde además del tanque, unas cuantas pesas alrededor de la cintura, las patas de rana y la mascara en los ojos/nariz completaron el atuendo, y: al agua pato!

http://viajescasiextraordinariosblog.blogspot.com/





Subir al inicio
 
 
  IP Logged
pachacutec
YaBB Newbies
*
Desconectado



Mensajes: 15

Re: VIAJES CASI EXTRAORDINARIOS
Respuesta #1 - 08.01.11 a las 00:35:51
 
TAHUANTINSUYU 2008: de Rosario a La Quiaca


Que buen momento cuando comienza el viaje tan planeado.
Hacía unos cuantos meses que lo venía armando. Gracias a Internet y a mucha de la información que brinda, es muy simple estar al tanto de todo. Si bien se me hizo complicado llegar a “la vedette” de este viaje y que me tuvo muy preocupado por un tiempo, al fin logre encontrar la mejor manera de solucionarlo.
Pero vamos por partes.
Los preparativos se irán intercalando en el cuento. Vamos al ahora, en el momento en que estoy parado en el anden de la Estación Rosario Norte viendo llegar el tren de la empresa Ferrocentral que me llevaría a San Miguel de Tucumán. Estamos con Osvaldo, con nuestras mochilas, acompañados por Mónica y Marcela que vinieron a despedirnos. Emocionados y expectantes de comenzar este viaje que nos llevaría mas de veinte días. Afortunados por haber conseguido pasajes. La ilusión de volver a viajar en tren, aunque lleve muchas mas horas, era enorme. Quise “ver un tren” como dice Spinetta y una semana atrás, a esta misma hora, 18, estaba aquí viendo partir el tren a Tucumán. Por curiosidad pregunté precios y por casualidad quedaban estos dos asientos en Pullman, únicos dos lugares en este tren que estaba a punto de partir a esta ciudad desconocida para mi y también hacia el recuerdo de infancia, cuando desde la estación del pueblito de Berabevú, distante a ocho kilómetros de mi Godeken natal, partía a esta Rosario fascinante y descomunal que tanto me cautivaba.  Después de tanta destrucción, los trenes estaban volviendo. El medio de transporte popular mas barato fue desapareciendo lentamente hasta que el deplorable gobierno menemista y su política neoliberal “noventista” le dio el estocazo final.
Salimos tarde, atrasados, no podía ser de otra manera. El viaje fue largo, 20 horas. Había olores, ruidos e imágenes que despertaban la nostalgia y hacía que el tiempo volara. El característico ruido de las ruedas de acero golpeando las vías flojas. Los olores a campo, una mezcla de yuyos pisoteados, tierra mojada y algún que otro zorrino. El viento entrando por esas grandes ventanillas a veces limpio, a veces con esas semillitas que se dejan llevar cargando nueva vida, otras con enjambres de insectos. Cruzando pueblos: coches esperando, bicicletas, chicos saludando. Las viejas estaciones abandonadas, muchas convertidas en centros culturales, otras destruidas y alguna que otra remodelada para retomar ese antiguo deber de recibir y despedir a los viajeros.  Una, en Santiago del Estero, con los vendedores de tortas fritas, panes, quesos, tortas y lo que se te ocurriera casero.

Por fin Tucumán y la miseria a los costados de la vía nos daba la bienvenida como antes lo había hecho similar miseria en Rosario, echándonos a piedradas. Otra vez las persianitas metálicas bajas y de vez en cuando alguna piedra golpeándolas. A la salida de Rosario, rompieron un vidrio que tarde fue resguardado. Me recuerdo tirándole piedras a esos viejos trenes en mi infancia de Villa Diego, pero en ese tiempo solo había junto a las vías, cañas y mucho yuyal.
Ese sábado 29 de marzo, en vez de llegar a las 11hs. llegamos a las 15, a una vieja estación que me rememoraba a aquella, de Rosario Central, cuando me recibía en la infancia.
El paso por Tucumán era una excusa para pispear un poquito la ciudad. Por el viaje en tren adelantamos la fecha dos días e hicimos un corto recorrido por estas principales capitales del NOA para ir entrando en el paisaje de lo que nos esperaría en estas próximas semanas.
Para llegar a la noche paseamos el centro de la ciudad y por la obligatoria casita de la Independencia que nos recibió con toda su historia de liberación (auque sabíamos que era una replica de aquella de 1816). La lluvia nos sacó de las calles y nos refugiamos en una moderna Terminal de ómnibus a la espera de la partida del bus que nos llevaría a la ciudad de Salta.

Llegamos muy temprano a Salta. La ciudad estaba culminando la diversión del sábado a la noche y a nosotros nos quedaba por lo menos un par de horas para que comience a clarear. La Terminal de ómnibus un poco incómoda para tirarse a dormir nos ofreció unas sillas del único bar abierto. Algo para leer, un sueñito rápido, otro cafecito y el día asomó.
Después de dejar las mochilas nos encaminamos al parque de enfrente y allí recorrimos unas cuadras de una avenida. Muchos pibes aún dando vueltas, unos discretamente, algunos borrachos, otros adornados con restos de cotillón seguían sonando sus maracas o ensordeciendo a las mas impresionables de sus compañeritas de parranda con esas insoportables cornetas de plástico.
Doblamos por una calle peatonal. Algunas palomas y de pronto dos chicas y un muchacho con escobas y elementos de limpieza salieron a limpiar el sector correspondiente de la calle frente al Casino. Estaban divertidos, con esto terminaban la jornada laboral.
En la esquina, cuando el insoportable ruido del camión recolector de basura se calmó y se marchó, descubrimos una arbolada plaza rodeada de edificios históricos: el Cabildo, la Catedral, el teatro. Un tranquilo desayuno en un bar en una de las esquinas de la plaza, edificio donde reza que allí vivió, Lola Mora y a seguir la caminata errante. Así descubrimos un templo del año 1882 con sus paredes de color morado, blanco y dorado. No soy muy afecto al arte sacro, principalmente el cristiano, pero, no se por que, últimamente estaba entrando a ciertas iglesias a pispear tanta bambolla divina. Y no había mas que eso.
Deambulando llegamos a una avenida con un gran cantero al medio repleto de flores y plantas y al fondo, unas cuantas cuadras mas adelante una estatua que reconocí por haberla visto en fotos, la famosa estatua al héroe salteño Martín Miguel de Güemes.
Unas cuadras mas adelante, atraídos por los cables de un teleférico, volvimos al punto de partida, la Terminal de Ómnibus, y allí nomás el complejo del cerro San Bernardo. Arriba, entre jardines y terrazas una vista panorámica de la ciudad.

Por la tarde de ese domingo llegamos a San Salvador de Jujuy, recorrimos errantes la ciudad, descubrimos el museo Lavalle hasta que llegamos a la plaza principal con su Catedral, el Cabildo, hoy sede de la Policía Federal, la Casa de Gobierno y en la calle de la Catedral un barcito muy calido que nos refugio de la lluvia.
Estaba fría la noche, mientras esperábamos la partida del bus a La Quiaca. Un barcito al frente de la Terminal, nos brindó un reparador calorcito, una enorme milanesa con papas fritas y una rica cerveza negra.

Seguía el frío en La Quiaca. Aún no había amanecido y el barcito de la Terminal no habría. Era el lunes esperado, donde saldríamos de Argentina para comenzar el camino hacia el Machu Picchu.
Estábamos en la ciudad norteña a mas altura a nivel de mar, 3400 mts. Una ciudad turística, acostumbrada a recibir a gente de todos lados del mundo pero sin salir de su simpleza. La caminamos apenas, prometiendo volver con mas tiempo. Cruzar la frontera con Bolivia era mas atractivo que recorrer este punto culminante del país, además necesitábamos los pasajes del tren a Oruro, así que, unas fotos de rigor y a Villazón se ha dicho!.


Visita:
http://viajescasiextraordinariosblog.blogspot.com/

Cheesy



Subir al inicio
 
 
  IP Logged
pachacutec
YaBB Newbies
*
Desconectado



Mensajes: 15

Re: VIAJES CASI EXTRAORDINARIOS
Respuesta #2 - 30.01.11 a las 23:54:52
 
TAHUANTINSUYU II: Bolivia.


A media mañana del último día de marzo estábamos cruzando el puente que une a La Quiaca con la población boliviana de Villazón. Mientras recorría esos, quizás, cincuenta metros me detuve a ver el río que hace de frontera y me acorde del maestro Saramago cuando le preguntaba a los peces del río Duero o Douro, según el país en que estaba: España o Portugal, “en que lengua habláis cuando ahí abajo cruzáis las acuáticas aduanas…”; aquí si bien no había problema de idioma el fuerte olor me insinúo que en esas escasas aguas podridas no había ser que pudiera vivir, por lo tanto, sin peces a quienes hacerle esa pregunta que aquí no tenía motivo, se me ocurrió otra, pero esta fue al río: ¿cual es la población que mas contamina tus infortunadas aguas?, con la respuesta pendiente seguí camino y continué con los papeleos del caso.
Ni bien se sale de la aduana, comienza el principal atractivo de este poblado. Coloridas viviendas de dos y tres plantas, dan marco a la calle de los comercios. Uno tras otro se amontonan sobre las dos veredas y durante varias cuadras ofreciendo todo tipo de mercaderías: ropas, juguetes, electrónica, zapatillas, ponchos, artesanías, verduras, devedés, carritos cargados de “detodo”… mujeres ofreciendo sus atributos culinarios, desde sopas hasta salteñitas, empanadas que nada tienen que ver con las empanadas salteñas del norte argentino, sino que son una explosión líquida que consigue, si no mancharte la ropa, si enchastrarte los dedos, pero exquisitas en sabor.
Uno de los tantos taxis nos acercó hasta la estación de trenes y compramos los pasajes, dejamos los bolsos en un depósito y volvimos a la calle comercial.
Luego de un paciente recorrido entre relojes, zapatillas, radiodespertadores, jeans, muñecas Barbies, perfumes e infinidad de objetos de importantes marcas pero de dudoso certificado original,  una joven nos invitó a pasar por un rico almuerzo y tras subir unas estrechas escaleras nos encontramos con un pequeño comedor atendido por su dueña. La especialidad: empanadas.
A las 15,30 partió el “Wara Wara del Sur” rumbo a Oruro. Teníamos más de quince horas de trayecto y las ganas del viaje en tren se satisfacían plenamente.
En un momento comenzamos una discusión con unas pasajeras que despreciaban en gran forma al presidente Morales y a su ministra de Cultura “una colla que ni siquiera se saca el sombrero en las reuniones” dijo una de ellas que no tenía otra pinta mas que de una colla sin la típica vestimenta pero que evidentemente renegaba de su origen. No pasó a mayores, pero quedó en claro que adheríamos fervientemente al gobierno de Evo y su reforma del Estado donde el poblador originario comenzaba a recuperar su dignidad. Por esos días había una fuerte lucha de clases en la zona de Santa Cruz, donde los “blancos” golpearon a mansalva a muchos aborígenes en clara advertencia  a Evo por sus decisiones políticas de igualdad.


Oruro nos recibió por unas horas y junto a Mariela y a Ernesto, una pareja de Buenos Aires que conocimos en el tren, recorrimos sus calles principales luego de un reconfortante almuerzo.
Aquí comencé a sentirme extranjero. Si bien era mi primer viaje al NOA y por el presuroso paso por sus importantes capitales no logre reconocer a sus pobladores, que en su mayoría son descendientes de pueblos originarios o mestizos, sabía que estaba en mi país. El paso a Villazón, a otra nación, no lo distinguí salvo por la rutina de la aduana, ya que no se ve tanta diferencia con su vecina La Quiaca, mas que por el prolífico comercio. En cambio Oruro era distinta. Había otro olor, otro color, otro cielo. Fue como la puerta de entrada a otra cultura que poco a poco, en el transcurrir del viaje me fue atrapando y sorprendiéndome gratamente hasta dejarme prendado. El Tahuantinsuyu me abría las puertas de su maravilloso encanto. Auque aún, no lo sabía.

El sol se estaba ocultando y apareció La Paz a un lado del colectivo. La imagen fue impactante. Como en un hondo plato la ciudad descansaba en el fondo y en sus bordes. Predominaba el color naranja y aparecían manchones de color verde y miles de pequeños puntos blanquecinos. De pronto el sol se ocultó y de entre unos nubarrones apareció majestuoso el Illimani con su cima blanca, como un anciano protegiendo a sus pequeños.
Nos alojamos a dos cuadras de la Plaza Murillo, esa mañana al llegar nos encontramos con un puñado de periodistas con cámaras fotográficas y filmadoras, siguiendo pertinazmente a un político que caminaba desde el edificio del Poder Legislativo hasta el Palacio Quemado, media cuadra de hostigamiento a este hombre que seguramente trataba de mejorar esta dura situación política que estaba atravesando Bolivia, entre tanta intención de mejorar la realidad de los mas postergados y la dura lucha que peleaba el sector del poder económico para que todo siga en su sitio, que nada cambie. Ajenas o no a tanta tensión, envueltas en su blanca y rígida postura, ocho hermosas damas giraban alrededor del monumento central de la plaza, acompañadas de cientos de palomas que revoloteaban en esta cálida mañana paceña, en busca de algunos paseantes bondadosos que les provea algún alimento, quienes ya a esta hora encontraban descanso en los bancos de madera lustrada. La típica foto de una plaza central rodeada de los mas importantes edificios de la ciudad: El Palacio de Gobierno, el Congreso Nacional, la Catedral Metropolitana y otras tantas antiguas construcciones  que conforman el Casco Viejo de Nuestra Señora de La Paz. En la esquina que forman la Catedral y el Museo Nacional de Arte, la calle Socabaya cae por el sudoeste y desparece dejando ver al fondo, enmarcada por estos edificios, centenares de viviendas que se elevan y se pierden en el nuboso cielo. Allí mismo la calle Comercio se transforma en peatonal, que a esta hora está casi vacía, salvo algunos transeúntes y muchos policías que impiden el paso de quienes no trabajen por la zona y que no tengan cara de turista.
Entre el caos vehicular y humano que se mueve alocadamente se eleva la Basílica de San Francisco que data de mediados del siglo XVIII. Hombres, mujeres, niños y turistas se entrecruzan en el apurado tráfico  de taxis, colectivos y vehículos particulares que poco obedecen a las pobres cebras acaloradas que intentan poner un poco de  educación vial a tanto desorden. De pronto un oasis junto a la basílica, una calle empedrada sube sin prisa y transforma el barullo en un paseo de edificaciones antiguas transformadas en comercios de artesanías donde se mezclan lo moderno con lo ancestral, coches último modelo y collas con sus significativas vestimentas. Pero a unas pocas cuadras, el automóvil toma el poder de las callecitas empedradas y se afana por llegar primero a ninguna parte y se forma un tejido tan apretado que cuesta mucho desatar esa maraña de chapa. Y uno se acostumbra y se va metiendo en esta babel fascinante que particularmente me dejo prendado, y que en los días que disfruté esta ciudad, nunca falte a la cita con este barrio, ya sea de mañana, de tarde o de noche.

SEGUI LEYENDO EN:

http://viajescasiextraordinariosblog.blogspot.com/





Subir al inicio
 
 
  IP Logged
pachacutec
YaBB Newbies
*
Desconectado



Mensajes: 15

Re: VIAJES CASI EXTRAORDINARIOS
Respuesta #3 - 01.03.11 a las 01:18:23
 
CRUCE CASI EXTRAORDINARIO:

Frebrero de 2011. Cruce de la cordillera de los Andes por el paso fronterizo Piuquenes(4030), desde el refugio Portinari, en la provincia de Mendoza, cerca del Manzano Histórico, hasta el Valle del Yeso, en el Cajon del Maipo, Chile.
Pasando por el Portillo Argentino (4380 msnm), el Refugio Real de la Cruz, en el Valle Alto del Río Tunuyán; el cerro Palomares, el cerro Marmolejo y su imponente glaciar que cuelga majestuoso desde su cima.
Una experiencia única y muy gratificante, con paisajes soberbios e impactantes.

VIDEO DE FOTOS:

http://www.youtube.com/watch?v=Ppsx0jzvwOs

Subir al inicio
 
 
  IP Logged
pachacutec
YaBB Newbies
*
Desconectado



Mensajes: 15

Re: VIAJES CASI EXTRAORDINARIOS
Respuesta #4 - 14.03.11 a las 02:47:49
 
Perú: a Cusco por Puno


San Carlos de Puno, a orillas del lago Titicaca fue fundada en 1668 aunque ya existían asentamientos anteriores a los Incas, allí y en sus alrededores, formando así una región culturalmente muy rica. Gracias a sus valiosos yacimientos arqueológicos, Puno, es uno de los puntos mas visitados tanto por turistas nacionales como extranjeros, formando parte del circuito turístico Lima, Cuzco, Bolivia.
Estábamos ubicados a una cuadra de la Plaza de Armas donde se encuentra su catedral  que data del siglo XVIII. Allí comienza una calle peatonal que tras varias cuadras termina en el Parque Pino.
Esa peatonal parecía ser el centro de atracción de la ciudad, atestada de vendedores, oficinistas, señoras con sus crías, viajantes con sus mochilas o simplemente con sus cámaras fotográficas. Algunas prendas típicas que llamaban la atención y muchos comercios al aguardo de clientes, muchos restoranes con sus “invitadores” a probar sus exquisiteces típicas e internacionales. Terminamos de recorrerla con la noche ya entrada. El Parque Pino con sus árboles tallados e iluminado casi a día le daba el cierre al paseo peatonal. Circundado por el Colegio Nacional de San Carlos (fundado por Simón Bolívar) y por la Iglesia de San Juan, con su iluminación cuasinavideña, que es el albergue de la Virgen de Candelaria, la patrona de Puno y cuyos festejos son la celebración mas importante de la ciudad. Calles angostas recorridas por presurosos taxis blancos se mezclan con pintorescos carritos de transportes propulsados por una especie de motoneta, en algunos casos y en otros por una especie de bicicleta traccionada por un  pobre señor con piernas muy potentes. Esa noche comimos en un lugar chino donde cocinaban en una especie de vidriera y donde podías ver y esperar tu comida, estaba lleno de gente el local y luego comprobamos que esos lugares eran muy  populares. Aprendí también que la cocina peruana esta muy influenciada por los chinos y que esos restoranes se denominan chifa en referencia a ese tipo de comidas (el encuentro en la tradición china y la peruana).



El segundo día en Puno fue corrido. Por la mañana subimos a una lancha de pasajeros que luego de unos veinte minutos de navegar por el Lago Titicaca nos encontramos con un conjunto de islas que los lugareños se encargaron de explicarnos el por que de su fama. Últimamente, estas Islas, se han convertido en el paso obligado de los turistas que llegan a Puno. Su principal característica: islas flotantes. Se dice que los Uros, son un pueblo anterior a los incas y hasta sostienen que provienen de una migración directa desde la Polinesia. Vivían en una región de Bolivia, pero debieron  escapar asediados por los Incas y fue así que se refugiaron en las islas flotantes.

Las Islas de los Uros, ubicadas a unos 3800 msnm, flotan ya que están conformadas por capas de hasta dos metros de totora seca (junco que crece en abundancia en el lugar), superpuestas sobre bloques de raíces que flotan y que al despedir sus gases de descomposición, ayudan a dicha flotación. Sobre ellas edifican sus casas del mismo material y es asombroso verlos habitar en esas condiciones. Ver sus fogones de piedras arrastrados de sus ancestros y ver además los avances tecnológicos como un televisor conectado a la energía solar. Es raro caminar en ese piso amortiguado y subirse a una especie de mangrullo para observar a ese vistoso conjunto de islas.

Existen unas cuarenta donde viven hasta cincuenta personas. Cada isla es parte de una familia. El supuesto, jefe de la familia, mientras nos contaba que para anclar la isla la sujetaban a largos palos enclavados en el lecho del lago, aunque últimamente están utilizando sogas pues son mas fáciles para colocar y al ser sintéticas duran mas, bromeaba también, haciéndonos saber que si una pareja se separaba,  cortaban la isla por la mitad y cada uno a flotar por su lado. Los lugareños son expertos nadadores y no le temen a las frías aguas del lago. Grata despedida tuvimos cuando nos subieron a una canoa, también fabricada en totora con muchos signos que asemejaban a las embarcaciones egipcias, y luego de un canto típico de despedida y mientras una de las mujeres, remo en mano, nos conducía hacia una isla principal, salieron cantando la popular “vamos a la playa” del Luismi, cosa que nos causó mucha gracia a todos los paseantes.



MAS EN:

http://viajescasiextraordinariosblog.blogspot.com/



Subir al inicio
 
 
  IP Logged
pachacutec
YaBB Newbies
*
Desconectado



Mensajes: 15

Re: VIAJES CASI EXTRAORDINARIOS
Respuesta #5 - 13.07.11 a las 00:58:49
 
AGUAS CALIENTES, AREQUI Y CHIVAY EN

http://viajescasiextraordinariosblog.blogspot.com/



Subir al inicio
 
 
  IP Logged
pachacutec
YaBB Newbies
*
Desconectado



Mensajes: 15

Re: VIAJES CASI EXTRAORDINARIOS
Respuesta #6 - 26.10.11 a las 18:58:10
 
Nueva Blhoja:

Cruce de la cordillera de los Andes a caballo:

http://viajescasiextraordinariosblog.blogspot.com/

Subir al inicio
 
 
  IP Logged
pachacutec
YaBB Newbies
*
Desconectado



Mensajes: 15

Re: VIAJES CASI EXTRAORDINARIOS
Respuesta #7 - 26.12.11 a las 00:54:39
 
NUEVA BLHOJA:

FIN DEL CRUCE CASI EXTRAORDINARIO

http://viajescasiextraordinariosblog.blogspot.com/

Subir al inicio
 
 
  IP Logged
pachacutec
YaBB Newbies
*
Desconectado



Mensajes: 15

Re: VIAJES CASI EXTRAORDINARIOS: LONDRES
Respuesta #8 - 26.03.12 a las 01:21:53
 
Comienzo de mi viaje a Europa

LONDRES

http://viajescasiextraordinariosblog.blogspot.com.ar/

Subir al inicio
 
 
  IP Logged
pachacutec
YaBB Newbies
*
Desconectado



Mensajes: 15

Re: VIAJES CASI EXTRAORDINARIOS: PARIS
Respuesta #9 - 24.04.12 a las 00:48:16
 
PARIS, PARIS...

Blhoja 064 – LA VUELTA A EUROPA EN 38 DIAS

.2.Paris (Setiembre de 2011)


Después de casi una hora de espera, apareció el mozo con dos enormes crèpes con queso, jamón, huevo, tomate, cebolla y que se yo que mas. Para la espera habíamos pedido un plato con cuatro quesos que resultaron una exquisitez; ya en los desayunos buffet de los hoteles, los quesos daban la nota: el aroma intenso, el sabor justo. Acompañando, una cerveza. Sin postre, no daba para mas.
Casi a las 2 de la tarde salimos de Au Clairon des Chasseurs satisfechos y dispuestos a recorrer estas alturas de Montmartre. Callecitas serpenteantes con sus viejos adoquines, unas que bajaban y otras que subían. Un viñedo en la esquina y mas allá, doblando a la izquierda, el Museo de Montmartre. Una ventana abierta y una linda dama cocinando una crepe, --permiso!— clic, y allí quedo plasmado uno de los pasos principales para llegar a la exquisitez.  Detrás de mí, en una callecita como una grieta en los edificios, una pareja de recién casados posaban para un fotógrafo inspirado, que disfrutaba junto a ellos bajo fugaces chaparrones que ya habían manchado el blanco encaje del vestido de la novia. Mas allá la Place du Tertre, quizás con el fantasma del Picasso pobre merodeando por allí y con la voz de Edith Piaf sonando desde algún aparato electrónico en algún puesto de pintor, algún bar o algún negocio de souvenirs.
En la cima como bonete, la Sacré Coeur en su ubicación privilegiada: la vista de la mayor parte de París: a la derecha la torre Eiffel, inconfundible. Casi en frente Notre Dame, atrás el Panteón y hacia un costado a la derecha Inválidos.
Bajamos y ya en el Boulevard de Rochechouart no agarró el agua. Caía la lluvia a baldazos y nos refugiamos en un lindo barcito. Íbamos hacia el Moulin Rouge. Ya en el Bl. de Clichy la cosa se puso caliente. Salio el sol, la humedad del piso empezó a subir y los sex shop, cines porno y cabarets aparecían a cada paso. Chicas y muchachos ofreciendo sus servicios o la entrada a algún espectáculo vespertino.
Después de la foto con el molino rojo detrás nos fuimos hacia la Opera. Tras una la larga caminata, un merecido descanso en el  Café de la Paix.


(SIGUE EN: )


http://viajescasiextraordinariosblog.blogspot.com.ar/



Subir al inicio
 
 
  IP Logged
pachacutec
YaBB Newbies
*
Desconectado



Mensajes: 15

Re: VIAJES CASI EXTRAORDINARIOS: MALVINAS ARGENTINAS
Respuesta #10 - 14.06.12 a las 01:03:05
 
Subir al inicio
 
 
  IP Logged
pachacutec
YaBB Newbies
*
Desconectado



Mensajes: 15

Re: VIAJES CASI EXTRAORDINARIOS
Respuesta #11 - 06.12.12 a las 21:43:55
 
CheesyLA VUELTA A EUROPA EN 38 DIAS

MADRID

http://viajescasiextraordinariosblog.blogspot.com.ar/
Guiño
Subir al inicio
 
 
  IP Logged
Páginas: 1
Enviar Imprimir